Archive for ‘la izquierda el idealismo’

enero 23, 2013

La memoria difusa, la derecha es el poder, la izquierda el idealismo,

Hoy he hallado por fin el titulo de la historia que estoy escribiendo: “La memoria difusa”, todo gracias a Luis Herrero Tejedor.

Tenia un invitado ilustre, Manuel Vicent (VillaviejaCastellón1936) es un escritorperiodistaarticulista y galerista de arte español, después de obtener la Licenciatura en Derecho y Filosofía por la Universidad de Valencia, se trasladó a Madrid, donde cursó estudios de Periodismo en la Escuela Oficial, donde comenzó a colaborar en las revistas Hermano Lobo,Triunfo y otros medios.
Ha escrito un libro del que hablaré en otro momento sobre Adolfo Suarez, el Rey y la transición española, todo ello visto bajo la memoria difusa de esa nebulosa lactea en la que vive Don Adolfo Suarez.
El estado de corrupción ha alcanzado limites insospechados.
¿A quien perjudica?
La derecha (e incluyo las oligarquias separatistas vascas y catalanas) es el poder, la izquierda es el ideal, ambas confluyen, la primera cuando mete la mano en la caja tiene cortafuegos tan importantes que atajan cualquier resultado en su contra.

La izquierda es el idealismo a lo que cada hombre aspira, filantropía, altruismo, servicio, solidaridad, el honor de los pobres, lo excelso de las cosas.
La derecha es previsible en cuanto al ejercicio de poder, se les espera, se le supone todas las maldades y abusos, que durante siglos, desde los tiempos de Recaredo en los que se instaura el feudalismo, (la edad media) marca el paso mas importante del derecho incontestable de su poder, los ricos, los poderosos, la iglesia, la aristocracia, los mecenas, se apoderaron del trabajo del pueblo, donde florecieron los artistas, pintores, escultores, literatos, pensadores, todos nacieron bajo un mecenazgo; el poder.

La izquierda de nacimiento mucho mas reciente como movimiento universal, nace casi al unisono de la revolución industrial, los libre-pensadores del siglo XVIII encienden la luz para la explosión marxista que se produce a mediados del XIX, extendiendo sus tentáculos a todos los sistemas conocidos, una larga lista de hombres de marcado renombre, idealistas y soñadores, se rebela ante la oligarquía dominante y la masa se pone en marcha ante los símbolos de… ¡Viva la libertad abajo la tiranía!

Esto les hace personajes idílicos incapaces de robar al pueblo, cuanto este ideal se rompe demostrando que pequeños subalternos y grandes lideres son capaces de meter la mano en la caja de los bienes comunes, el ideal queda hecho pedazos, no hay otra base, no hay otro amparo, la derecha vuelve a tomar las riendas de la situación y como siempre nos conducirá a un estado amorfo, a una nebulosa láctea  a una memoria difusa en la que nos perderemos en el mas profundo de los abismos.