Sarah Palin, hay a quién le gusta jugar a ser Dios

He estado viendo el film de Sarah Palin y demuestra la ineptitud de una política que con una buena dosis de arte escénico convence a un sector del electorado que está aún menos preparado que ella.
Lo cual nos lleva a preguntarnos; ¿como es posible exigir a un político aquello que desconocen sus votantes?
El político sube al estrado, una sonrisa abierta pero firme, una mirada al infinito, un montón de frases estudiadas y sólo una idea convencer al rebaño.
¿Hasta cuando?
Esto mismo lo podemos aplicar a cualquier político y en cualquier país.
«Cada vez hay más personas íntegras que ni siquiera votan»

Una frase lapidaria del film… “En cuarenta y ocho horas nadie sabrá quién es”

Anuncios

One Comment to “Sarah Palin, hay a quién le gusta jugar a ser Dios”

  1. Nicolle Wallace, una asesora de la campaña del 2008 que en la película es interpretada por Sarah Paulson, tuvo buenas palabras para la cinta y consideró que era bastante verosímil respecto a lo ocurrido. "Esta no es una película sobre el equipo de campaña y ni siquiera sobre McCain y Palin. Es una película sobre el área gris donde se desarrolla el 99% de nuestra política", comentó tras el estreno en EE.UU.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: