Archive for junio, 2010

junio 3, 2010

Nada es lo que parece
miércoles, 14 de abril de 2010
16:25
De una forma espontanea y por ello nada bien definida, espero sacar a la luz los resultados que puedan nacer de estas paginas, una serie de notas en las que manifestar mi estado de animo y todo aquello que pudiera o pudiese ayudarme a establecer una relación, entre hechos pasados, presentes y venideros.
Lo he intentado muchas veces y cuando llega la hora de plasmar mis pensamientos, no logro estar contento con el resultado escrito, los pensamientos se acumulan en una especie de jeroglífico, difícil de poner en orden.

                                            Convento del Palancar – Pedroso de Acín (Cáceres)
El lugar donde nací debía tener mas o menos estas características. Unas casas de barro adosadas a lo largo de la orilla del rio Alagón, a pocos metros el puente de hierro, que en aquella época se magnificaba en todo su esplendor.
Las casas eran  propiedad de una mujer joven, conocida en el entorno como la Candela Guarra, mujer luchadora, que según las malas lenguas, pernoctaba con algún viajero que al lugar se acercase, a cambio de unos cuantos reales, la vida era muy dura. Alquilaba algunas de sus estancias, lúgubres  y con olor a tierra húmeda, a las lavanderas del pueblo. Dejaban sus “avios” al atardecer  y volvían al día siguiente para tenderlos en los tamujales que sembraban la orilla del rio.
A mi abuela le había alquilado una de esas estancias a cambio de algún trabajo, no remunerado, como era de uso en la época. Mi madre por aquel entonces contaba con 28 años y por las fotos que he visto parecía tener cuarenta, quedose embarazada de un noviete que frecuentaba, poseedor de algunas fincas familiares y que mas o menos contaba con unos medios de subsistencia muy superiores a los de mi madre, que solo tenia el sol, la luna y un hijo bastardo en su vientre.
Mi abuela, pobre de solemnidad, pero muy orgullosa, no permitió nunca aquella relación y así nací yo, mas pobre que el epitafio de un sin nombre y con un estigma, ser hijo de madre soltera. 
Anuncios